LAS PLANTAS
       

1. Características de las plantas

En el campo o en cualquier parque, podemos encontrar árboles, como las acacias; arbustos, como los rosales, y hierbas, como el trébol o el diente de león. Todos estos seres vivos forman parte del reino de las plantas. Las plantas o vegetales tienen las siguientes características fundamentales:

  • Fabrican su propio alimento utilizando agua y sales minerales del suelo, aire y la luz del sol.
  • Poseen raíz, con la que se sujetan al suelo y toman de él las sales minerales y el agua que necesitan; tallo, que les da forma; y hojas, en las que producen su alimento.
  • No se desplazan.
  • La mayoría son terrestres, aunque algunas, como la posidonia o los nenúfares, viven en el agua.
  • Su estructura o una parte de la misma es de color verde. Ese color se debe a la clorofila, una sustancia que la planta necesita para fabricar su alimento.
La Sabina de Villamayor es un árbol

2. Plantas según su tamaño.

Existen muchos tipos de plantas. Si nos fijamos en el tamaño y la rigidez de su tallo, y en sus ramas, podemos clasificarlas en los siguientes grupos:

  • Árboles, como el pino o el manzano. Tienen el tallo leñoso, es decir, de madera, y muchos llegan a alcanzar gran tamaño. El tallo de los árboles se llama tronco y de él nacen las ramas. Los árboles tienen un crecimiento lento y viven muchos años.
  • Arbustos, como el rosal o la retama. Sus tallos son leñosos, aunque más finos y flexibles que el de los árboles. No tienen tronco y las ramas nacen desde el suelo. Los arbustos también viven muchos años; algunos tienen crecimiento lento y otros crecen más deprisa.
  • Hierbas, como el maíz o la malva. Su tallo es más blando y flexible que el de los árboles y arbustos. El tipo de tallo de las hierbas se llama herbáceo. Las hierbas suelen ser de menor tamaño que los arbustos. La mayoría crecen rápidamente y son anuales, es decir, nacen, crecen, se reproducen y mueren en pocos meses.
Los arbustos no tienen tronco, varias ramas nacen desde el suelo
     
Las hierbas tienen, generalmente, el tallo blando y flexible

3. Según su forma de reproducirse

Plantas sin flores

Las plantas sin flores son las que nunca forman flores ni semillas. Se reproducen por esporas, unas células especiales que, si caen en un lugar adecuado, pueden germinar y originar una nueva planta. Las plantas sin flores son los musgos y los helechos.

  • Los musgos. Son unas plantas muy pequeñas y senci­llas. Tienen unas minúsculas raíces mediante las que se sujetan al suelo, a las rocas o a los árboles. También tienen una especie de tallito y unas hojas diminutas. Las esporas se producen en una cápsula que se forma al final de un filamento.
  • Los helechos. Tienen un tallo subterráneo, del que salen las raíces y las hojas, que suelen ser grandes. Las esporas se forman en el envés de las hojas, en unas zonas de color oscuro, llamadas soros.

Plantas con flores

Las plantas con flores son aquellas que producen flores y semillas para reproducirse. Las plantas con flores se dividen en dos grandes grupos

  1. Las gimnospermas. Sus semillas no se forman en el interior de un fruto, sino en piñas u otros órganos. Sus flores son muy sencillas, sin cáliz ni corola. La mayoría son árboles y tienen hojas perennes. Algunos ejemplos son el pino, el cedro, el abeto y el ciprés.

  2. Las angiospermas. Sus semillas se forman en el interior de un fruto. Las flores de muchas de ellas son grandes y vistosas. Es el grupo más grande de plantas y dentro de él hay hierbas, arbustos y árboles. Algunas tienen hojas perennes y otras tienen hojas caducas. Ejemplos de angiospermas son la amapola, el jacinto, el romero, la jara, el castaño, el manzano, el haya y la encina.
REGRESAR AL ÍNDICE